Embarazos Psicológicos

Para muchas mujeres, el hecho de tener un bebé es uno de los momentos cumbres que desean vivir en la vida. Para ello son muchas las que pueden llegar a buscar una pareja ocasional que cumpla sus expectativas cuando de ser mamás se trata. Pero también existe el caso de aquellas mujeres que desean tanto el verse como futuras madres que crean psicológicamente un embarazo.

Puede que esta teoría suene un tanto descabellada, pero sin duda en algún momento hemos oído hablar del famoso concepto del embarazo psicológico.  Para atender a qué significa esta patología debemos antes que nada saber a ciencia cierta de qué estamos hablando, recalcando que se trata de una problemática que debe tratarse, una problemática de corte mental.

¿Qué es un embarazo psicológico?

Las principales características que nos ayudarán a definir este tipo de ficticio embarazo son las siguientes:

  • La mujer que siente deseos insaciables de ser mamá crea en su mente la idea de estar embarazada.
  • Este deseo puede ser tan intenso que el cerebro es capaz de hacerle sentir algunos síntomas característicos de los primeros tres meses de embarazo. Ya sabemos aquel dicho que reza: la mente domina al cuerpo.
  •  Estos síntomas se manifiestan con la mayor naturalidad, y pueden incluso confundir a quienes rodean a la madre ficticia. En este sentido se pueden presentar: falta del periodo menstrual, mareos, náuseas, dolores en la zona baja del estómago y constantes deseos de orinar.
  • Este tipo de supuesto embarazo nace como una exteriorización de profundos sentimientos en la mujer afectada, y que son una especie de vía de escape a problemas de autoestima.

De esta manera podemos resumir que un embarazo fantasma, pues también es así llamado, es una falsa gestación que crea una mujer para satisfacer deseos maternos repentinos en busca de atenciones externas y satisfacciones internas. Pueden ser tan creíbles que personas ajenas al problema dan por hecho la concepción y puede desencadenas baja autoestima al confrontarse la realidad con la ficción.

Por qué aparecen los embarazos mentales

Las principales razones que darían respuesta a esta súbita aparición son las siguientes, tenlas en cuenta si conoces a alguien con este problema o crees estar padeciendo el mismo:

  • Las mujeres que han pasado la etapa de los 30 años y no han logrado ser madres suelen atravesar periodos de baja autoestima; esto puede desencadenar que creen una falta gestación.
  • Otra razón muy común ocurre en aquellas parejas que no logran concebir un bebé, principalmente nos referimos a que sería causado por problemas de infertilidad, tanto del hombre como de la mujer.
  • La soledad es otro de los factores que provocan esta patología. Muchas mujeres se sienten tan solas, por ser solteras y no tener compañía y buscan exteriorizar esta soledad haciendo creer a su entorno y a sí mismas que están pasando por un embarazo.

Cómo detectar un embarazo no verdadero

Existen ciertos parámetros que ayudan a saber si se está o no ante un embarazo mental. En este caso puede ser detectado tanto por una persona del entorno de la madre de mentiras o por la misma mujer que crea la ilusión de estar en gestación.

  1. Observación: Tanto la afectada como personas de su entorno deben ser vigilantes de qué elementos pueden explicar un embarazo repentino. Si una mujer no tiene pareja, no sale con algún amigo regularmente y es una persona excesivamente retraída, forma así un perfil que encaja como anillo al dedo de las mujeres que crean el llamado embarazo psicológico.
  2. Análisis de personalidad: Muchas veces una mujer que se cree futura madre sin serlo habla en exceso de su gestación. En este sentido se debe poner sumo cuidado si se presentas visos de adicción al deseo de ser madre cuanto antes, más cuando la personalidad es similar a la expuesta más arriba.
  3. Prueba de embarazo: Es esta la forma más evidente de detectar si se está o no embarazada. De esta manera se puede descartar el hecho de si se será o no una futura madre y pensar que los síntomas son producidos por la mente o por algún tipo de problema físico.

Ahora que puedes dar una opinión sobre embarazos psicológicos ten en cuenta también que este tipo de patología del cerebro, de crear lo inexistente como vía de escape a la soledad e incomprensión, puede ser tratable con ayuda de un psicólogo especializado en relaciones de pareja o etapas prenatales; de esta manera se previenen reincidencias que pueden ser frustrantes al descubrir que no se está embarazada.