En busca del disfrute

Disfrutar de la vida es una elección, no se trata de una lotería, es más bien una actitud ante la vida, lo mejor de todo es algo que se aprende y no tiene por qué ser costoso.

A veces vamos por la vida dando tumbos y aunque tenemos trabajo y cierta sensación de bienestar, siempre hay algo más que buscar. Por alguna razón las casas de campo llenan ese vacío. Es un lugar donde sabemos que podemos retirarnos de la vida que llevamos, aunque sea por un momento y eso es muy saludable porque necesitamos ver otras cosas, conectarnos con la naturaleza en cualquiera de sus manifestaciones, sentirnos con algo de paz, después de todo sentirse pleno es un estado que nos ayuda a ser más productivo.

¿Qué quiere decir sentirse pleno?

Es un estado de equilibrio y aunque no es permanente ni perfecto, es lo más cercano a sentirse feliz y no hay nada más positivo que eso para el bienestar. La plenitud significa equilibrar nuestras emociones y ante cualquier situación, estar en una condición de ventaja en cuanto a la serenidad suficiente para tomar decisiones, sean estas muy simples o muy complejas. Imaginemos por un momento que somos médicos y debemos intervenir de emergencia a un ser muy querido, eso es algo muy difícil de realizar, hacer de defensor legar, como abogado a un ser muy apreciado o decidir si tomamos un préstamo con alto riesgo para echar adelante a nuestra empresa. El estado mental debe permanecer lo más alejado del estrés que estas situaciones generan y aunque no se puede eliminar ese estrés totalmente, si se puede controlar, eso genera en las personas una sensación de plenitud, en donde se siente uno en armonía con el mundo, en definitiva se está cómodo.

mujer

Cuando podemos disfrutar de la vida sin reproches, sin esperar que solo lo bueno que nos suceda nos mantendrá con energía para seguir haciendo cosas, entonces nos sentimos plenos, para amar, hacer negocios, compartir con la familia, los amigos y es por eso que esos sentimientos están orientados a conseguir un lugar que nos permita acercarnos a eso. Por lo general las personas piensan en una casa de campo como el lugar perfecto que es capaz de producir en nosotros una actitud ideal para que broten todas estas sensaciones positivas.

¿Es indispensable tener algo material para lograr la plenitud?

Por supuesto que no; pero hay lugares, espacios, que pueden servir como detonantes de pensamientos positivos. En el caso de adquirir una propiedad en una zona rural, rodeada de tranquilidad, naturaleza, en donde puedes escuchar el triar de los pájaros, en donde la gente es muy amable, en donde parece que todo anda más lento y despreocupado produce en nosotros una sensación de paz. Es como escuchar música relajante cuando quieres desconectarte o descansar, es importante que esa música te guste, porque puede ser muy suave; pero si no te gusta más que relajarte te estresará.

Lo mismo aplica para una propiedad, hay gente que no puede estar cerca del mar porque le da terror, del mismo modo puede ocurrirle a otros con el campo, entonces lo que es relajante para uno no lo es para otros, cada quien con lo suyo. Pero a veces creemos que nos gusta el mar y luego de pasar una noche en una casa de playa descubrimos que no nos gusta.

¿Cómo evitar perder dinero buscando la plenitud?

mujer buscando en internet

Lo primero es saber y descubrir lo que realmente nos hace sentir bien, despreocupados, relajados. Para saberlo es muy sencillo, solo tómate unas vacaciones en una propiedad en un lugar como en el que siempre has soñado, en el campo o en la costa y podrás descubrirlo; pero eso sí no pases menos de una semana porque un fin de semana no es suficiente para saber si algo nos aburre.

Muchas personas compran casas de campo que solo visitan una vez y luego las olvidad o las ponen en venta, porque se dan cuenta cuando están allí, que la plenitud que buscaban jamás la encontraron y lo que creían que era el sueño de sus vidas solo era un espejismo.

Es probable que nos guste el campo; pero solo por poco tiempo, así que si estamos dispuestos a gastar una suma de dinero en tener un refugio o un escape de pocos días creo que lo ideal es rentar. Sin embargo como he mencionado, cada cabeza es un mundo y lo que es cómodo para unos resulta estresante para los demás, lo importante es sentirse bien, solo eso. El ir al campo por que otro también lo hace no es lo recomendable, debe uno ir a donde le gusta y si desconoce la sensación de estar en un lugar así, lo conveniente es experimentarlo antes de decidir comprar o incluso rentar una propiedad que solo se traduzca en pérdida de dinero y una mala experiencia.

campo de flores

La plenitud y la felicidad no son cosas que se logran únicamente meditando, como muchos quieren hacer ver. Es más bien un asunto de actitud y un poco de conocimiento sobre cómo funcionan las cosas, sobre saber lo que nos hace sentir bien, sobre lo que nos da placer y como ya saben es diferente para cada uno de nosotros. Es un completo error conseguir el bienestar haciendo lo que otros hacen para lograrlo, como en algún momento dijo Budha, el camino es diferente para cada quien, aunque la meta sea la iluminación.

De manera que recorre tu propio camino y descubre lo que realmente te hace feliz, es una sensación formidable cuando lo consigues. Es bueno destacar que una vez que las personas tenemos algo que deseamos, casi de inmediato empezamos a desear otra cosa, experimenta y disfruta al máximo de la experiencia.

También te podría gustar...